INJERTOS ÓSEOS

La cirugía regenerativa de hueso son procedimientos que permiten recuperar el hueso perdido, y para ello se utilizan materiales de relleno biocompatibles que favorecen el crecimiento óseo. Una vez recuperado el hueso perdido se puede proceder a la colocación de los implantes dentales. Cuando se pierde una pieza dental el hueso que lo sostenía va disminuyendo en altura y grosor. En los casos en los cuales pasa mucho tiempo sin sustituir el diente perdido cuando finalmente se decida colocar el implante, cabe la posibilidad de que el hueso maxilar no tenga el suficiente volumen para retener el implante, entonces, será conveniente regenerar el hueso mediante un injerto de hueso natural o de hueso sintético.