CORDALES

EXTRACCIÓN DE CORDALES

Si las muelas de juicio están en una posición correcta y no están causando ningún tipo de daño o molestia, no será necesario quitarlas. Sin embargo, cuando producen molestias o no erupcionan adecuadamente, se deberán extraer. En estos casos para saber la situación de la muela de juicio, hay que realizar una exploración y una radiografía e incluso a veces un escáner para valorar la relación de la muela de juicio con el nervio dentario inferior.